C. Maria Barrientos, 23, local - 08028 Barcelona

No te abandonaremos Simba!

Post Fundacio Hope & Help La realidad de Amit y su familia

La crisis Covid y el efecto dominó.

“La creciente presencia de personas «sin hogar» y la exclusión social extrema, se han convertido en un problema propio de las sociedades tecnológicamente más avanzadas y de difícil erradicación” (Sánchez, 2012)

Las causas coyunturales y estructurales provocadas por la crisis global del Covid-19, ha proliferado escandalosamente el número de personas que se han quedado en la calle, literalmente “sin nada”.

En consecuencia y no con menor importancia, el número de animales de compañía abandonados por falta de recursos (en su mayoría perros y gatos) es cada vez mayor. El efecto dominó de las crisis, también afecta a los centros de acogida de animales, protectoras, granjas y perreras.

La desbordada situación de abandono y desatención, salpicada por la falta de sensibilidad y recursos sociales y económicos de gobiernos y entidades públicas, provocan que el peso de las soluciones recaigan en la sociedad civil, que busca alternativas a un tejido público que no atiende a su ciudadanía.

“Actualmente existe una transformación del perfil tradicional de PSH… el incremento de mujeres y hombres de mediana edad se vincula con rupturas familiares y pérdidas de trabajo; y en personas más jóvenes se relacionan con enfermedades mentales y consumo de drogas. Cada vez hay menos personas mayores en situación de calle, ya que las residencias ofrecen cobertura a los ancianos en situaciones de precariedad extrema” (Sánchez, 2016).

Los centros de acogida  para las personas en situaciones de exclusión (terapéuticos o sociales), tienen todos una norma clara: no aceptan animales de compañía. Esto se convierte en un grave problema para el núcleo familiar que debe decidir entre el “abandono” de su fiel amigo o seguir viviendo en la calle. Existen soluciones ante la necesidad de dar vivienda a familias humanas, pero cuando entra en juego un animal de compañía, el problema se agrava. 

Las diferentes entidades sociales como ONGs, fundaciones o asociaciones, han diseñado estrategias para intentar paliar la desatención hacia los colectivos más discriminados. El crecimiento reciente de las actuaciones asistidas por personas y familias voluntarias no es casual. 

La realidad de Amit y su familia.

No tener a donde ir porque en los albergues sociales no admiten perros, ni gatos ni ningún animal de compañía es muy triste. Es una situación por la que nadie debería pasar. Desgraciadamente, esto sucede más a menudo de lo que pensamos, como el caso que os contamos de Amit, su mujer y su querido perro Simba. 

Amit y su familia se quedaron sin techo, sin un lugar a donde ir, ni tan siquiera donde poder dormir. Ellos no estaban dispuestos a dejar a Simba en la calle cuando les cedieron una habitación temporal donde vivir (por supuesto no aceptaban animales de compañía). Dada la dificultad de la situación, Amit decidió dormir en la calle con Simba, su perro fiel, y no abandonarlo en las noches más frías de invierno. Así el uno al otro se han dado calor, cariño y compañía mientras buscaban una solución a su grave problema.

El proyecto Ànimes Bessones.

Desde el Centro de Emergencias de los servicios sociales contactaron con  nuestra fundación para pedirnos ayuda. Sabiendo de nuestro proyecto Ànimes Bessones, nos solicitaron que Amit y su familia entraran en el programa para poder tener una solución momentánea a su complicada situación. 

La fundación Hope & Help recurrió a su red de familias voluntarias que ponen a nuestra disposición su casa para hacer “acogidas temporales de animales de compañía” que están en peligro de abandono.

Ahora Simba está con nosotros tutelado en una casa de acogida temporal (gracias Elena!), y eso permite a Amit y a su mujer buscar con más tranquilidad un piso donde vivir para poder llevar a Simba con ellos y seguir todos unidos.

Amit y su mujer, como usuarios de la fundación, están muy agradecidos porque tienen la tranquilidad de que su amado Simba está bien atendido, recibiendo cuidados y cariño, y que gracias a su familia adoptiva temporal, no lo van a tener que abandonar en una perrera. En la fundación esperamos verlos, en un corto plazo de tiempo, a los tres juntos otra vez.

Colabora con nuestra proyecto #AnimesBessones para que no hayan más “Simbas abandonados”.

Hemos cerrado el año 2020 con una red de 350 voluntarios, 230 personas asistidas, 36 acogidas temporales y 50 asistencias domiciliarias. ¡Gracias!

Tu solidaridad nos ayudará a cuidar a personas y animales en situación de exclusión extrema.

Hazte socio de nuestra fundación 👉 https://fundaciohopeandhelp.org/es/colabora/socios/

Realiza un donativo como particular o empresa, 👉https://fundaciohopeandhelp.org/es/colabora/donativos/

o si lo prefieres, hazte teamer por solo 1€ al mes, ¡tenemos 3 proyectos en marcha! https://www.teaming.net/fundaciohopeandhelp?lang=ca_es

Citas Bibliografía – Revista Educación Social RES

Posts Relacionados